NoticiasRepostaje en vuelo: los aviones que nunca paran                                        Trabajar en Airbus y subcontratas de Airbus                                        Impactante: Boeing 737 pierde parte de la cola en vuelo

Repostaje en vuelo: los aviones que nunca paran

El sistema de repostaje en vuelo es un sistema mayoritariamente militar que permite a las aeronaves rellenar sus depósitos de combustible en el aire sin tener que aterrizar.

F18 repostando en vuelo a través del sistema de cesta y sonda
F18 repostando en vuelo a través del sistema de cesta y sonda (Youtube)

Este sistema nació de la necesidad de mantener aviones y helicópteros volando sin que se alejasen de la zona en la que estaban actuando. De esa necesidad surgieron varios sistemas de repostaje en vuelo que se han mantenido hasta hoy. Actualmente se ha conseguido que operen de forma completamente automática.

A pesar de que el primer repostaje en vuelo se hizo hace caso 100 años, prácticamente se han desarrollado desde entonces únicamente dos tipos:

  • Cesta (montada en el avión cisterna) y sonda (instalada en el avión a repostar)
  • Lanza o pértiga (instalada en el avión cisterna)

Se podría decir que estos dos sistemas de repostaje en vuelo son inversos. Mientras que en el sistema con cesta, la sonda está instalada en el avión que es repostado, en el sistema con lanza la sonda está instalada en el avión cisterna.

Aunque se podría hablar largo y tendido sobre ambos sistemas, esta entrada va más enfocada a explicar en detalle cómo trabaja el sistema de repostaje en vuelo. Para ello vamos a fijarnos en ¿dos aviones? en particular para explicar su funcionamiento.

El F18 tiene un sistema del tipo cesta. El combustible fluye del avión cisterna hacia el F18 a través de una manguera que termina en una cesta donde se acopla la sonda de repostaje del caza.

Sistema de repostaje en vuelo del avión F18
Sistema de repostaje en vuelo del avión F18

La sonda de repostaje (marcada en rojo) está conectada a través de una válvula unidireccional a los depósitos de combustible del avión. Esta válvula unidireccional evita que el combustible se salga por la sonda cuando el avión se está repostando en tierra.

Después de esta válvula unidireccional hay otra válvula que permite el paso del combustible hacia los depósitos o nuevamente hacia el receptáculo de carga (esto ocurre en el caso de que quieran vaciarse los depósitos de combustible del avión).

Pasadas estas dos válvulas, el combustible se dirige hacia los depósitos del avión. En el F18 en particular, todos los depósitos de combustible pueden ser rellenados a través de la sonda de repostaje en vuelo, incluidos los depósitos exteriores si los tuviera.

Esta característica le da una gran versatilidad al avión, ya que puede continuar operando al 100% sin tener que aterrizar.

En el caso del avión cisterna o nodriza, el sistema es inverso. Unas bombas en los depósitos del combustible impulsan el queroseno hacia la cesta o la lanza a través de diferentes válvulas.

El funcionamiento de la lanza o cesta en el avión nodriza depende de cada modelo. Como norma general, todo el combustible que alberga el avión nodriza en sus depósitos puede ser transvasado al avión a repostar.

Para poder visualizar cómo funciona el sistema en el avión nodriza, vamos a analizar la cesta modelo 34 del fabricante Cobham. Esta cesta se monta generalmente en aviones Boeing 707.

Sistema de repostaje en vuelo del Boeing 707 con cesta Cobham 34
Sistema de repostaje en vuelo del Boeing 707 con cesta Cobham 34

Esta cesta permite repostar aviones a velocidades entre 370 y 600 km/h con un flujo máximo de 1500 litros por minuto. Está dotada de sistemas de detección y supresión de incendios.

La manguera enrollable con la cesta en el extremo se extiende completamente. El combustible del avión nodriza entra por la tubería señalada con el círculo rojo, recorre toda la manguera y llega a la cesta. De la cesta pasa a la sonda del avión a repostar.

Este sistema también está provisto de una guillotina que puede cortar la tubería extensible en caso de emergencia.

La lanza funciona de forma similar. En vez de una manguera, cuenta con un tubo telescópico que se extiende hasta alcanzar su tamaño nominal.

El último hito conseguido en el repostaje en vuelo se trata de haber conseguido que el sistema opere de forma completamente automática. Unas cámaras detectan la posición del avión y de la lanza y guía ésta automáticamente sin necesidad de un operador.

Vídeo del repostaje automático conseguido por Airbus
NoticiasImpactante: Boeing 737 pierde parte de la cola en vuelo                                        Graves daños en un Boeing 757 tras un fuerte aterrizaje                                        Preservación de aviones, así se hace

Deja un comentario