"Dos avionetas aterrizaron este viernes en el Aeropuerto de Teruel, construido y diseñado para convertirse en uno de los mayores centros industriales de Europa para reparación y desmontaje de aeronaves, que dará trabajo, de aquí a cuatro años, a un centenar de personas. Será una filial de Airbus, la empresa Tarmac, la que se encargará de explotar este complejo industrial dedicado al mantenimiento, reparación y reciclaje de aviones, cuya construcción ha liderado en los últimos años el Gobierno aragonés aprovechando los terrenos del histórico aeródromo de Caudé, que el Ayuntamiento turolense compró en su día por 600.000 euros.


Aunque está diseñado para actividad industrial, es un aeropuerto en toda regla, si bien no está pensado para el tráfico comercial de viajeros. Tiene sus oportunas pistas de despegue y aterrizaje, su torre de control, sus edificios de servicios... Y, sobre todo, su gran espacio para alojar aeronaves, un gigantesco «párking» de aviones."

Más información en ABC.