El rotor trasero de un helicóptero es movido por los motores a través de la caja de transmisión principal que arrastra una serie de ejes que, pasando por una caja de transmisión intermedia, permite que gire para controlar lateralmente un helicóptero.

La caja de transmisión intermedia tiene la particularidad de que los ángulos de entrada y de salida de sus ejes son diferentes, siendo este ángulo determinado por el diseño del estabilizador del helicóptero. Esta caja de transmisión intermedia contiene en su interior un par de engranajes cónicos colocados en el ángulo adecuado que transmiten el movimiento de los motores hacia el rotor trasero.

A pesar de que esta caja de transmisión intermedia tiene un sistema propio de lubricación, poco a poco se van produciendo desgastes que hay que controlar y verificar que se encuentran dentro de los valores establecidos en el manual de mantenimiento.

Los desgastes más importantes que nos podemos encontrar en estos engranajes cónicos son:
  • Holgura entre dientes y
  • Desplazamiento de la zona de contacto entre dientes de piñones.

Tanto la holgura entre dientes como el desplazamiento de la zona de contacto se van produciendo debido al rozamiento que hay entre los propios engranajes y por ello han de ser controlados antes de que lleguen a un límite donde puedan afectar a la seguridad en vuelo.

Respecto al primer parámetro, la holgura nos muestra cuanto desgaste se va produciendo en los engranajes llegando a un punto donde hay que cambiar ambos elementos debido a la disminución de material que se ha producido.

Respecto al segundo parámetro, según se va desgastando y deformando los engranajes, la zona de contacto donde apoyan ambos se va moviendo. Esta zona de contacto tiene un límite y debe estar mayoritariamente centrada en las caras de los dientes del engranaje.

Para poder comprobar esto último, se utiliza un compuesto químico llamado Azul de Prusia con el que se tiñen los dientes de los engranajes para revelar la zona de contacto entre ellos.


Una vez que se ha comprobado que tanto la holgura de los engranajes como su zona de contacto son correctas, se procede al montaje e instalación de la caja de transmisión intermedia en el helicóptero.

En este vídeo de Cithe, se explica claramente cómo se comprueba una caja de transmisión intermedia de rotor de cola que podría presentar los defectos anteriormente descritos.