El aire acondicionado de un avión funciona de una manera diferente a como lo hace el aire acondicionado de un coche o una casa. La mayor diferencia radica en que en el de los coches o casas, para conseguir aire frío, se intercambia calor de un fluido a otro para obtener la temperatura deseada, mientras que en el aire acondicionado de los aviones, se mezcla un fluido muy frío con otro muy caliente, obteniendo así la temperatura deseada.

Este esquema representa un pack (conjunto de componentes donde se enfría el aire) perteneciente a un Airbus A320. No obstante, otros aviones actuales y antiguos tienen un sistema similar, por no decir idéntico, por lo que este esquema es representativo para la mayoría de los aviones actuales.

Para un mejor entendimiento del sistema, el sentido de este esquema es de izquierda a derecha: empezando por Air Bleed y terminando por Mixer Unit.


El zone controller es el ordenador que se encarga de controlar la temperatura de las diferentes zonas del avión. Por debajo de éste, está el Pack controller, que es quien directamente se encarga de obedecer al zone controller y mueve las válvulas necesarias para conseguir un flujo de aire y con una temperatura determinada para conseguir la temperatura deseada, seleccionada por los pilotos.

Dado que el aire acondicionado de los aviones se consigue mezclando aire frío con aire caliente, primero se explica cómo se obtiene aire frío.

Obtención del aire frío

El aire entra por Air Bleed. Éste aire puede proceder de varios sitios: Unidad de potencia auxiliar (APU), motores, grupos de tierra... Este aire es caliente (100º - 250º), y antes de ser enfriado, se regula tanto en presión como en caudal a través de unas válvulas.

Una vez regulado tanto en presión como caudal, el aire sangrado pasa por el intercambiador primario (PRIM. EXCH.) Los intercambiadores son radiadores donde el aire caliente sangrado se enfría transmitiendo su calor al aire del exterior del avión.

Una vez que el aire sangrado ha pasado por el primer intercambiador, pasa por un compresor (C). En el compresor, el aire se comprime y se calienta, pasando hacia el intercambiador principal (MAIN. EXCH), donde el aire vuelve a enfriarse con aire del exterior del avión.

Después pasa primero por el recalentador (REHEATER) y después por el condensador (CONDENSATOR). La función del recalentador es calentar el aire de sangrado, lo que aumenta el rendimiento de la turbina que atravesará después y la función del condensador es condensar y expulsar el agua que pudiera tener el aire de sangrado.

Una vez que el aire ha sido calentado en el REHEATER, pasa a la turbina donde se expande y por ello se enfría. A su vez, mueve el compresor por donde pasó al principio. Una vez que el aire ha pasado por la turbina, está a una temperatura muy baja (entre 0 y 5 ºC). De ahí, pasa a la unidad mezcladora.


El aire frio procedente del pack en la unidad mezcladora (MIXER UNIT) se mezcla con el aire ambiente de la cabina de pasajeros del avión. Después se bifurca y canaliza según las zonas que tenga el avión, que normalmente suelen ser 3: cabina de pilotos y zona delantera y trasera de la cabina de pasajeros.

Como se dijo al principio, el aire acondicionado de un avión resulta de la mezcla de aire frío con aire caliente. Una vez que se ha obtenido el aire frío en el pack, este es mezclado con aire caliente que proviene directamente de los motores o APU.

La cantidad de aire caliente a añadir al aire frío la calcula el controlador de zona, dependiendo de la temperatura final deseada en cada zona. El controlador mueve las “Trim Air Valve” y según su posición, más o menos aire caliente se añadirá al aire frío, lo que se traduce en una menor o mayor temperatura dentro del avión.