Aunque un pájaro pueda ser muy pequeño y un motor de avión muy grande, es muy fácil que haya problemas cuando ambos se encuentran.

Hace unos días, un Airbus A321 de Iberia tuvo un “bird strike” (pájaro ingerido por el motor) en el despegue que estaba haciendo efectuando en Barajas, causando grandes daños como puede verse en la fotografía.



Pero cuando esto ocurre… ¿qué hay que hacerle al motor para que vuelva a poder usarse en un avión?

La revisión que hay que hacer en la ingestión de un pájaro depende de la gravedad del daño que haya provocado. Por norma general, los daños suele ser pequeños si el motor ha ingerido un solo pájaro o si es pequeño, pero en el momento que el avión se cruza con una bandada de pájaros o uno de gran tamaño, los daños pueden ser serios, hasta el punto de poder parar el motor y dañarlo en profundidad.

Una vez que está en tierra, la revisión irá siendo más profunda según se vayan encontrando daños y de delante a atrás del motor.



La inspección comienza con los bordes del carenado del nose e inspección del cono de entrada.

Si el daño ocurrido está dentro de los límites establecidos en el manual de mantenimiento, se procede con la limpieza de los álabes. Si el daño está fuera de límites, el motor se rechaza para ser desmontado e inspeccionado pieza por pieza y en profundidad.

A continuación se procede con una inspección del fan y su carcasa, para proseguir con una inspección del compresor de baja presión. Si se encuentran daños importantes, a continuación se inspecciona el compresor de alta presión y si se detecta más fallos, se inspeccionan las cámaras de combustión y la turbina de alta y baja presión, así como la tobera de salida de los gases.

La inspección de las zonas cerradas del motor se hacen usando un boroscopio, que facilita ver el interior del motor sin tener que desmontarlo entero, lo que ahorra tiempo y dinero.

Este procedimiento es el estándar y variará según la gravedad del daño, comportamiento del motor, etc.

Estas dos fotografías son ejemplos de grandes daños debido a ingestión de pájaros y otros objetos.